Jaffa: la ciudad portuaria árabe al sur de Tel Aviv

Jaffa es una antigua ciudad portuaria que pertenece a la región de Tel Aviv-Yafo y que dio origen a la moderna ciudad de Tel Aviv. Habitada por una mayoría árabe, esta tranquila y encantadora ciudad contrasta con los rascacielos y el estilo de vida frenético de Tel Aviv. Con miles de años de historia que se remontan al Antiguo Testamento, ¡no puedes dejar de visitar Jaffa durante tu viaje a Israel! 


Jaffa

 

La ciudad de Jaffa ya se menciona en el Antiguo Testamento, donde la tradición dice que fue fundada por Jafet, hijo de Noé, tras el diluvio universal. Tras ver el alce y caída de numerosas civilizaciones, las cuales incluyen los egipcios y los israelitas, la ciudad fue conquistada por el islam en el siglo VIII.  

Jaffa continuó siendo una ciudad mayoritariamente musulmana hasta el Mandato Británico de Palestina. La ciudad tenía una importancia extraordinaria ya que era el principal puerto del Mediterráneo hacia Oriente Medio, así como la gran puerta de entrada para los inmigrantes. El Plan de Partición de la ONU asignó Jaffa al recién creado Estado árabe, siendo un enclave rodeado por el Estado judío. Tras la guerra de 1948, Jaffa fue conquistada por Israel, quien aún controla la ciudad hasta el día de hoy. 

Si te alojas en Tel Aviv, se puede llegar hasta Jaffa en tan solo unos minutos a pie siguiendo la costa hacia el sur, y también hay arios autobuses que te llevarán hasta allí. El mejor lugar para comenzar a explorar la ciudad es la Plaza Yossi Carmel, también conocida como Plaza del Reloj.

 

Plaza del Reloj

 

El reloj que se alza en el centro es uno de los siete relojes que se construyeron en Palestina durante la ocupación otomana y marca la entrada norte a la ciudad. Construido en piedra caliza, tiene dos relojes y una placa en conmemoración de los israelíes que murieron durante la guerra árabe-israelí de 1948 luchando para recuperar la ciudad. 

A uno de los laterales de la plaza se encuentra la Nueva Saraya. La Saraya era la residencia del gobernador turco y también servía como el edificio del gobierno turco. Fue inaugurada en 1897 como parte de un complejo gubernamental construido fuera de las murallas de la antigua ciudad de Jaffa. 

El 4 de enero de 1948 el edificio fue volado por los aires por miembros del Lehi, una organización paramilitar sionista. Solo la residencia del gobernador y una pequeña sección del edificio gubernamental sobrevivieron a la explosión. La residencia del gobernador fue renovada y se restauró la fachada, incluyendo la renovación de los pilares del edificio del gobernador.  

 

Nueva Saraya

 

Mi visita a Jaffa tuvo lugar durante el Yom Hazikaron o Día del Recuerdo. Se trata de un día nacional de Israel en honor a los soldados caídos y los civiles víctimas del terrorismo.

El día comienza con una sirena la noche anterior a las 8pm, la cual se escucha por todo el país durante un minuto y durante la cual los israelíes paran todo lo que están haciendo para alzarse en silencio.

Otra alarma se escucha al día siguiente a las 11am durante dos minutos, la cual coincidió con mi visita a Jaffa. Fue increíblemente sorprendente ver cómo todo el mundo en las calles paró de caminar, conducir o hacer cualquier actividad para detenerse en silencio y respetar la conmemoración de esta tradición. 

 

Arquitectura árabe

 

De camino a la ciudad antigua pasé por la Mezquita de Mahmoudiya, la mayor de Jaffa. 

La mezquita original se construyó en 1730, y gran parte del edificio actual pertenece a la expansión realizada por el gobernador otomano de Gaza en 1812. Hoy en día, la mayoría de los muro exteriores están ocupados por tiendas, pero la fachada aún conserva una fuente decorada con inscripciones árabes.

 

Mezquita de Mahmoudiya

 

El paseo a lo largo del Mediterráneo ofrece una de las mejores vistas de Tel Aviv. El horizonte de inmensos rascacielos es un gran contraste en comparación con la ciudad medieval de Jaffa. 

También junto al mar se encuentran las Rocas de Andrómeda. De acuerdo con la mitología griega, el rey de Jaffa ofreció a su hija Andrómeda como sacrificio para aplacar la ira de Poseidón, dios del mar, quien amenazaba la ciudad. La hermosa Andrómeda fue llevada hasta unas rocas junto a la costa de Jaffa para aguardar su muerte. Sin embargo, el héroe Perseo mató al monstruo marino enviado por Poseidón y se casó con Andrómeda. Las Rocas de Andrómeda han servido durante miles de años como un muelle natural, aunque bastante peligroso, para los navíos comerciales y los barcos pesqueros. 

 

Vistas de Tel Aviv desde Jaffa

 

La ciudad antigua de Jaffa es un ejemplo fantástico de la época otomana. Sus callejones, lleno de iglesias, galerías de arte y restaurantes, hacen de Jaffa una de las ciudades mediterráneas con más encanto. 

No hay nada mejor que deambular y perderse por sus cales para descubrir todo lo que esta singular ciudad tiene para ofrecer. 

 

Balcones de la ciudad antigua

Ejemplo de arquitectura tradicional

Ejemplo de arquitectura tradicional

Plaza Kedumim

Fuente del zodíaco

Ciudad antigua de Jaffa

 

Uno de los monumentos más significativos de Jaffa es la casa de Simón el curtidor

Varias tradiciones cristianas cuentan la historia de Simón el curtidor, quien vivía en Jaffa y hospedó a San Pedro. Fue en esta casa que Pedro resucitó a Tabita de entre los muertos y tuvo su famosa visión en la cual se le ordenó comer animales que se consideraban impuros en la tradición Judía. Cuando se negó, escuchó una voz que decía: "Lo que Dios ha purificado, tú no lo llames impuro" (Hechos 10:15). Pedro interpretó su visión como el permiso divino para renunciar a los mandamientos judíos y predicar el cristianismo a los judíos y paganos. 

Este fue un puto de inflexión histórico en el cual el cristianismo evolucionó de lo que se consideraba una secta esotérica del judaísmo a una religión mundial. 

 

Casa de Simón el curtidor

 

En el camino de vuelta a la parte nueva de la ciudad me encontré con la puerta egipcia de Ramsés II

Datada en el año 1400 a.C., las excavaciones arqueológicas descubrieron restos de una fortaleza egipcia de la época de Ramsés II, otro ejemplo de la rica historia de Jaffa. 

 

Puerta egipcia de Ramsés II

 

Mi última parada en Jaffa fue la Iglesia de San Pedro. Dedicada a San Pedro y construida por los franciscanos sobre una ciudadela medieval, es una de las iglesias más activa en Jaffa, ofreciendo misas en múltiples idiomas, incluyendo inglés, español y polaco. 

La iglesia tiene una gran importancia para el cristianismo, ya que fue en Jaffa donde San Pedro resucitó a Tabita de los muertos. En contra de la tradición cristiana de construir las iglesias mirando hacia Jerusalén, la Iglesia de San Pedro en Jaffa está mirando a Roma, donde se encuentra la Basílica de San Pedro.

 

Iglesia de San Pedro

 

El resto del día lo pasé relajándome en la playa de Tel Aviv y disfrutando el increíble clima. Por desgracia, mi tiempo en Tel Aviv-Yafo se estaba acabando, pero mi viaje a Israel acababa de comenzar. ¡Mi próxima parada sería la ciudad bíblica de Nazaret!

 

Vídeo: Jaffa

 
 


¿Te gusta? ¡Guárdalo en Pinterest!