Biblos, la antigua ciudad portuaria fenicia del Líbano

Habitada desde hace más de 5,000 años, la ciudad portuaria de Biblos es uno de los asentamientos más antiguos del mundo. Asociada a la historia y propagación del alfabeto fenicio, Biblos fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1984.

Si quieres explorar el pasado fenicio del Líbano, ¡no puedes dejar de visitar esta antigua ciudad!


Cómo llegar a Biblos

 

Biblos, también conocida en árabe como Jbeil por la mayoría de los habitantes del Líbano, está ubicada aproximadamente a una hora al norte de Beirut, siguiendo la costa mediterránea.

Hay autobuses frecuentes y muy económicos que salen de la intersección de Beirut Cola y te dejarán en la entrada de la ciudad; sin embargo, el método de transporte más cómodo es el taxi.

Los taxis en el Líbano no son muy caros, por lo que si viajas en grupo, definitivamente vale la pena y, por supuesto, es más rápido. Los taxistas te preguntarán constantemente si necesitas que te lleven (especialmente si aparentas ser un turista), por lo que debería ser suficientemente fácil poder negociar un viaje a Biblos. Uber también funciona en el Líbano, así que si tienes acceso a Internet, esta es otra alternativa. Un viaje a Biblos no debería costar más de 20-25$.

Como nuestro tiempo en el Líbano era limitado, mis compañeros de viaje y yo optamos por el taxi. Terminamos en la única calle de Beirut donde no podíamos encontrar un taxi justo cuando lo necesitábamos, así que decidimos viajar con un hombre local que se ofreció a llevarnos a Biblos por un precio más bajo que un taxi. Puede que no fuese la decisión más inteligente o segura, pero no tuve ningún problema y llegué a Biblos sano y salvo.

 

Qué ver en Biblos

 

La ciudad de Biblos tiene una de las mejores playas públicas del Líbano, así que esa fue mi primera parada.

La playa de Biblos se encuentra justo al norte del puerto, y aunque mi visita fue en primavera, algunos locales ya estaban disfrutando del sol. El agua estaba bastante clara y definitivamente parece el lugar perfecto para relajarse en verano, especialmente cuando los clubes de playa llenan la costa.

 

Playa de Biblos

 

Habitada desde el quinto milenio a.C., la ciudad se convirtió en un centro religioso muy importante de la zona después de que fuera colonizada por los fenicios en el tercer milenio a.C.

Gracias a una arquitectura naval ya muy elaborada, el comercio marítimo de Biblos se desarrolló al exportar los recursos locales y la valiosa madera de cedro libanés a los faraones del antiguo Egipto.

La puerta noroeste de la ciudad controla el acceso al puerto de Biblos. Con forma circular, los restos son medievales con remodelación mameluca. Hoy en día, el puerto es uno de los principales atractivos turísticos de la ciudad, lleno de restaurantes y yates.

 

Puerto de Biblos

Restaurantes en el puerto

Vista del puerto

 

Cuando dejé atrás el puerto, llegué al antiguo barrio histórico. En su corazón puedes encontrar algunas ruinas antiguas rodeadas por el Castillo de Biblos, la entrada a los zocos, una mezquita y una iglesia.

La Mezquita del Sultán Abdul Majid se remonta a la época otomana a mediados del siglo XVII, con su cúpula semiesférica y un minarete octogonal.

Justo al lado se encuentra la Iglesia Saydet Al-Bouebeh, o Nuestra Señora de la Puerta, construida en el siglo XVIII justo sobre la puerta norte de la muralla de la ciudad.

 

Entrada a los zocos

Mezquita del Sultán Abdul Majid

Iglesia de Nuestra Señora de la Puerta

 

Biblos es bien conocida por sus zocos, los famosos mercados árabes. Los antiguos zocos siempre han sido una parte importante de la historia comercial de la ciudad.

Toda la zona es increíblemente encantadora con sus calles empedradas y tiendas locales, donde puedes encontrar todo tipo de recuerdos y antigüedades, así como restaurantes y cafés para relajarte después de algunas compras. Disfrutamos de una comida increíble en el restaurante Rif Grill!

Me dejó bastante sorprendido de lo llenas que estaban todas las calles considerando que Biblos es bastante pequeña. Fue la primera y única vez durante mi visita al Líbano que me sentí en un lugar turístico.

 

Restaurante Rif Grill

Zoco

Calle principal del zoco

 

Los cruzados conquistaron Biblos en 1104, fortificando toda la ciudad. Este es el período en que se construyó el castillo de Biblos, el innegable principal atractivo de la ciudad.

El castillo está rodeado por una zanja de 10 metros de ancho accesible por un puente que conduce a la puerta principal. La segunda línea de defensa está constituida por cuatro torres conectadas mediante muros, con una quinta torre entre las torres del norte. Esta último sirvió como residencia para el señor del castillo y como refugio para los asediados en caso de ataque.

 

Castillo de Biblos

Parte inferior del castillo

Vista de Biblos desde el castillo

 

Gracias a su ubicación en la costa, Biblos estaba en constante relación con el Mediterráneo oriental. A través del valle de Akkar, también conocido como el Pase de Homs, la ciudad tenía acceso al interior de Siria y, desde allí, a Mesopotamia y Anatolia.

Esto ayudó a Biblos a convertirse en una de las principales ciudades de la costa levantina, influenciada por múltiples culturas a lo largo de los siglos.

En los terrenos del castillo se puede admirar esta diversa historia antigua de Biblos, donde se puede encontrar una necrópolis real fenicia, templos egipcios e incluso un anfiteatro romano.

 

Castillo de Biblos

Ruinas romanas

Anfiteatro romano

 

Mi última parada en Biblos fue la Iglesia de San Juan Bautista. Su construcción comenzó en el siglo XII y se agregaron múltiples estructuras a lo largo del tiempo. Las adiciones principales fueron una cúpula de estilo italiano con un baptisterio abierto, así como un campanario que data del siglo XX.

La iglesia fue ofrecida a los maronitas durante el siglo XVIII y todavía se usa activamente en la actualidad.

 

Iglesia de San Juan Bautista

 

Me encantó el tiempo que pasé en Biblos, y en realidad fue uno de mis lugares favoritos durante mi visita al Líbano.

La ciudad es un lugar increíble lleno de historia y hermosa arquitectura, y tiene todo lo que puedas estar buscando: playas con aguas cristalinas, un hermoso puerto lleno de restaurantes increíbles; mezquitas, iglesias y, por supuesto, excelentes opciones de compras en los famosos zocos.

¡Si estás pasando unos días en el Líbano, Biblos tiene que formar parte de tu itinerario!

 

Todas mis opiniones son propias.


Artículos relacionados


¿Te gusta? ¡Guárdalo en Pinterest!