Newgrange & Knowth: desenterrando el pasado neolítico de Irlanda

Brú na Bóinne es un yacimiento patrimonio de la UNESCO en Irlanda que posee uno de los paisajes del neolítico más importantes del mundo. Las construcciones más conocidas son Newgrange y Knowth, dos tumbas megalíticas de corredor construidas en el 3200 a.C, lo que las hace más antiguas que las pirámides de Egipto. 

Rodeadas de misterio, visitar uno de los dos únicos patrimonios de la humanidad en Irlanda es imprescindible. Pero, ¿cuál es la verdadera historia detrás de estas impresionantes construcciones?


CÓMO LLEGAR

 

Brú na Bóinne se encuentra en el condado de Meath, a unos 40 kilómetros al norte de dublin.

Río Boyne

Debido a su aislada localización, la manera más fácil de llegar es conduciendo por la M1 hacia la ciudad de Drogheda y tomar la salida número 9 a la izquierda. Se tarda aproximadamente 50 minutos en llegar hasta el centro de visitantes. 

Si no conduces o no tienes un coche, la única alternativa para visitar Newgrange y Knowth es tomar un tour. Hay varios tour operadores que ofrecen esta visita, y la mayoría combinan Brú na Bóinne con la Colina de Tara. Algunos de los tour operadores más populares son Newgrange Tours by Mary Gibbons y Gray Line. No he tomado ninguno de estos tours, pero ambas compañías han estado operando durante varios años y son de confianza. 

 

Brú na Bóinne

 

Tras llegar al yacimiento me dirigí directamente al centro de visitantes para comprar mis entradas. El número de visitantes diarios es restringido, por lo que si estás visitando por cuenta propia es recomendable llegar lo más pronto posible para poder asegurarte que hay espacio en una de las visitas guiadas, sobre todo durante temporada alta. Si eres parte de un tour la entrada ya está incluida y garantizada, por lo que no debería haber problema para acceder a los monumentos. 

Brú na Bóinne incluye 3 lugares: el centro de visitantes, Newgrange y Knowth. Se puede combinar el centro de visitantes con una de las dos tumbas, o visitar ambas. La entrada combinada son solo €13 por adulto, por lo que recomendaría visitar tanto Newgrange como Knowth; ambas son bastante diferentes y merecen la pena. 

 

Maqueta de Newgrange

 

Tras comprar mis entradas me asignaron dos diferentes grupos: uno para visitar las tumbas de Knowth, y otro para visitar Newgrange un par de horas más tarde. La visita a las tumbas es guiada y se proporcionan autobuses que te llevan a ambos lugares desde el centro de visitantes. 

Mientras esperaba por el comienzo de la primera visita me dediqué a explorar la exhibición en el centro de visitantes, la cual cubre la historia de Brú na Bóinne y cómo se construyeron las tumbas. La exhibición tiene una presentación en vídeo de 10 minutos que explica cómo los yacimientos se alinearon con las diferentes etapas del sol, así como una réplica de la cámara de Newgrange y algunas de las tumbas de Knowth. 

 

Casa del neolítico

Artefactos originales

Método de transporte de las piedras 


Knowth

 

Tras aproximadamente media hora en el centro de visitantes, llegó el momento de tomar el autobús que me llevaría a Knowth para mi primera visita guiada. El tour duró más o menos una hora, seguido de tiempo libre para caminar por las tumbas. 

Las tumbas de corredor de Knowth se encuentran al lado oeste de Brú na Bóinne, a tan solo 5 minutos en coche del centro de visitantes. Construidas entre el 2500 y 2000 a.C, la tumba más espectacular es el gran montículo rodeado por 127 enormes guardacantones. A su alrededor hay 19 tumbas satélites más pequeñas, de las cuales al menos dos se construyeron antes del gran montículo. 

 

Knowth

 

El yacimiento lo excavó entre 1967 y 1968 el Profesor George Eogan y su equipo, quienes descubrieron dos tumbas en el interior del gran montículo central.

Una de las características más importantes de la tumba es la gran riqueza decorativa de las piedras estructurales, ya que en Knowth se pueden encontrar un tercio del número total de arte megalítico en Eruopa, constituido por cientos de piedras decorativas. 

El arte en Knowth contiene una gran variedad de imágenes y símbolos: desde espirales y rombos a formas de luna creciente. El significado de la mayoría de estos símbolos aún se desconoce.  

 

Creciente

Espiral

Guardacantones en Knowth

Calendario

Entrada a la tumba

 

No está totalmente claro por qué se construyó Knowth o quien está enterrado en su interior. Debido a la grandeza de la tumba, se cree que podría haber sido construida para un gobernante o una familia local importante, sin embargo, sólo se trata de suposiciones ya que no hay historia documentada de esta época.

La evidencia arqueológica que se ha encontrado en el yacimiento parece sugerir que había un espacio en el que se realizaban rituales a la entrada de la tumba que podría haber sido usado para ofrendas. 

También se cree que los corredores de Knowth estaban alineados con los equinoccios: el momento del año en el que la Tierra pasa por el centro del disco solar y el día y la noche tienen la misma duración. 

Tal y como ocurre en Newgrange durante el solsticio, la luz del sol entraba por el corredor e iluminaba el interior de la tumba. Debido a las alteraciones a lo largo de los años y el muro de cemento que se construyó en la entrada oeste durante las excavaciones en los años 60, este fenómeno ya no tiene lugar en Knowth. 

 

Tumbas en Knowth

Restos de una casa

Tumba satélite Knowth

 

Durante el período del cristianismo primitivo (450 d.C.) el gran montículo de Knowth fue transformado en un gran puesto de defensa. Se cavaron dos enormes diques, uno en la base del montículo y el otro cerca de la cima. Es probable que un poderoso jefe tribal estuviese defendiendo su territorio durante tiempos turbulentos. Se continuó usando Knowth como lugar de defensa durante toda la Edad Media.

Desafortunadamente el interior resultó seriamente dañado y hoy en día no es posible entrar a la cámara central. Solo pude acceder a la entrada de la tumba, desde donde se puede mirar por el corredor oriental de 40 metros de longitud, el más largo de toda Europa occidental. Al final del corredor se encuentra una cámara cruciforme similar a la de Newgrange.

 

Corredor oriental

 

Justo en el exterior del corredor oriental hay un círculo de madera o Woodhenge, el cual se ha recreado usando 33 postes prehistóricos. También se ha encontrado cerámica y ofrendas alrededor del círculo, por lo que se cree que podría haber sido utilizado para realizar rituales.

Al terminar la visita guiada tuvimos tiempo libre para caminar por las numerosas tumbas e incluso subir a la cima del gran montículo, el cual ofrece espectaculares vistas del Valle del Boyne.

Tras una lluvia corta pero torrencial que surgió de forma repentina, tomé el segundo autobús para continuar con la visita a Newgrange. 

 

Círculo de madera o Woodhenge

Típico paisaje irlandés

Un nublado Valle del Boyne


Newgrange

 

Newgrange es la tumba de corredor irlandesa más conocida. Cuando llegas al monumento, las vistas son bastante impresionantes: una estructura de 12 metros de altura rodeadas por un guardacantón con 97 piedras decorativas, siendo la piedra de la entrada la más llamativa. Bajo el montículo se encuentra la tumba con un lago corredor y una cámara cruciforme.

El yacimiento se excavó entre 1962 y 1975 por el Profesor Michael J. O'Kelly, quien descubrió el techo en voladizo a través del cual el sol de invierno penetra en la cámara. La reconstrucción de la fachada fue diseñada en cuarzo blanco basándose en las evidencias arqueológicas.

 

Newgrange

 

Es increíble pensar que una estructura colosal como esta pudo ser construida hace más de 5000 años con tan poca tecnología. Se estima que se usaron unas 2000 piedras de grandes dimensiones para construir las tumbas de Brú na Bóinne. De todas las piedras que fueron usadas abunda la grauvaca, una piedra arenisca de color gris verdoso.

Otras piedras mucho más pequeñas se usaron como decoración y para rituales: el granito y lalimolita verde se trajeron de la península de Cooley, el cuarzo viene de las montañas de Wicklow y los nódulos de siderita son de proveniencia local.

Se cree que todas las piedras grandes fueron recogidas localmente, ya que todas tenían las superficies erosionadas excepto en la parte que estaba esculpida. 

Tanto si fueron excavadas como si se encontraron localmente, las piedras tuvieron que ser transportadas por un terreno bastante montañoso, pues las tumbas principales están en la cima de las colinas. Piedras de hasta 2 toneladas fueron levantadas por el hombre mediante postes de madera tirados por sogas. Las piedras más pesadas tuvieron que ser arrastradas en trineos hechos con rodillos de madera que eran empujados por sogas de fibra trenzada. Se estima que se tardaba hasta 4 días para que 80 hombres pudieran traer una piedra de cuatro toneladas desde una distancia de 3 kilómetros.

 

Lateral de la tumba

 

Newgrange siempre debió ser una ubicación prominente; la primera evidencia de actividad humana se obtiene de un número de herramientas provenientes de habitantes del Mesolítico que poblaron el área en el 4000 a.C.

Desde el 3800 a.C hasta que se construyeron las tumbas, la cresta estaba habitada por granjeros. Al oeste hay evidencia de pequeños hoyos que podrían haberse usado para cocinar, mientras que en uno de ellos se encontraron restos de 11 potes del Neolítico.

Entre el 3300 y 2900 a.C, Newgrange ya tenía su forma actual. Se ha sugerido que el plano de planta fue creado usando la piedra de la entrada, la piedra de la cámara y el guardacantón de la parte trasera del montículo. 

 

Detalle de Newgrange

 

Frente a la entrada de Newgrange había una pequeña choza y montículo de cuarzo y granito, probablemente relacionado con las ceremonias que tenían lugar a la entrada.

Al sureste había un fogón formado por cantos circulares, y a su lado había un número importante de postes que podrían ser parte de una casa o refugio. 

Uno de los símbolos más reconocidos de Newgrange es la piedra de la entrada, una roca de tres metros de longitud y 1,2 metros de altura que pesa más de cinco toneladas y está situada justo a la entrada de la tumba. 

No está claro qué significan los símbolos de la piedra; mientras que algunos estudiosos creen que son puramente decorativos, otros creen que podrían tener un significado simbólico oculto. 

 

Piedra de la entrada

 

Pero el punto álgido de toda visita a Newgrange es poder acceder a la cámara central. Solamente 20 personas pueden permanecer en el interior a la vez, por lo que nuestro grupo se tuvo que dividir en dos.

El estrecho corredor lleva a una cámara hermosamente decorada con símbolos espirales donde se colocaban las cenizas y huesos de los muertos. Durante años se pensó que era tan solo una tumba, hasta que en los años 60 los arqueólogos descubrieron un increíble secreto que arrojó algo de luz sobre esta estructura prehistórica.

Todos los años durante el solsticio de invierno el sol entra al amanecer a través del corredor e ilumina el interior de la tumba durante 17 minutos. Esto demuestra un sorprendente conocimiento de astronomía por parte de los constructores de este singular monumento, pues lo alinearon para coincidir con el nacimiento del sol durante el día más corto del año. 

Aún se desconoce el significado de este increíble evento, pero se cree que puede representar el comienzo del nuevo año; el renacer de la naturaleza cuando finalmente se deja atrás el invierno y los días se hacen más largos con la llegada de la primavera. 

En todas las visitas a Newgrange se reproduce el solsticio usando luz artificial. Cuando todo nuestro grupo estaba en el interior, nuestra guía nos dejó en completa oscuridad y encendió una luz que reproducía la luz solar accediendo a través de la apertura exterior para cruzar el corredor y llegar hasta el fondo de la tumba. Puesto que la cámara se encuentra cuesta arriba, la apertura exterior se encuentra al mismo nivel del suelo, lo cual hace posible que la luz cruce un corredor tan estrecho. La experiencia fue totalmente increíble, ¡y eso que era tan solo una simulación! 

Desafortuandamente, la fotografía o vídeo están totalmente prohibidos en el interior. Si quieres ver cómo se presenciaría el solsticio o esta reproducción desde el interior de la cámara, esta simulación en vídeo es fantástica para darte una idea:

 
 

Cada año se hace un sorteo por medio de una lotería en el que 50 afortunados ganadores y un acompañante pueden acceder la cámara entre el 18 y el 23 de diciembre para presenciar el amanecer (siempre que el tiempo lo permita). 

Todos los visitantes de Newgrange tienen la oportunidad de rellenar un formulario en el centro de visitantes. Yo por supuesto dejé mi nombre, por lo que, con suerte, espero ser uno de los afortunados este año. 

 

¿Te gusta? ¡Guárdalo en Pinterest!