Lo esencial de Egipto en 9 días - Parte I: Llegada y primeras impresiones de El Cairo

Tierra de faraones, la Gran Pirámide de Giza y algunos de los templos antiguos más impresionantes, todo el mundo ha soñado alguna vez con visitar Egipto.

Para mi viaje, decidí unirme a un tour de lo esencial de Egipto con Travel Talk Tours, un viaje fascinante a través del tiempo y una de las civilizaciones más increíbles de la historia de la humanidad. ¡Aquí os dejo un resumen de mi itinerario y mis primeras impresiones de la ciudad de El Cairo!


Cómo visitar Egipto

 

Visitar Egipto había sido mi sueño durante años. Ahora que la situación política en el país se ha estabilizado después de la primavera árabe, sentí que este era el momento adecuado para hacer realidad mi sueño.

Cuando comencé a organizar mi viaje, pronto me di cuenta de que la infraestructura en Egipto simplemente no es lo suficientemente buena como para organizar una visita de 9 días por cuenta propia confiando en el transporte público. Además, con miles de años de historia y mitología que han cambiado el curso del mundo, visitar Egipto por tu cuenta sin una guía que pueda explicar las fascinantes historias detrás de las construcciones y templos que estás viendo no vale la pena.

Pirámides de Giza

Cuando viajo, siempre me gusta organizar el viaje por mi mismo sin usar un operador turístico. No me importa reservar una visita guiada de vez en cuando, ya que en realidad tener transporte organizado y un guía que te explique lo que estás viendo no es tan malo. Pero viajar durante una semana en una visita organizada es algo que no había hecho en años.

Como no tenía muchas opciones sin un viaje organizado, comencé a investigar en línea y pronto me encontré con un operador turístico llamado Travel Talk Tours. Un amigo que había viajado con ellos ya me había hablado muy positivamente de esta compañía, y después de revisar sus itinerarios y ponerme en contacto con ellos, decidí reservar su tour Essential Egypt en inglés.

Travel Talk Tours se especializa en visitas guiadas en inglés a precios muy competitivos, no solo en Europa sino también en múltiples lugares alrededor del mar Mediterráneo. Algo que me gustó especialmente de ellos es que se centran en viajeros con presupuesto limitado y mochileros entre los veinte y treinta años. La mayoría proviene de Australia o Nueva Zelanda pero se encuentran viviendo en Reino Unido. El hecho de que iría a viajar con un grupo de personas de mi edad fue algo que me llamó especialmente la atención.

Siendo 100% honesto: el tour fue absolutamente fantástico. El itinerario fue más que perfecto, el guía estaba increíblemente bien informado y tuve el grupo más fantástico de personas que podía pedir. En general, la calidad del transporte, hoteles y restaurantes fue de muy altos estándares, teniendo en cuenta sus precios competitivos. Pero, ¿en qué consistió exactamente mi visita?

 

Tour de lo esencial de Egipto

 

Mi recorrido duró un total de 9 días y cubrió los aspectos más destacados de Egipto de norte a sur. Ofrecen 3 versiones ligeramente diferentes del recorrido y, aunque en su mayor parte estarás en el mismo grupo, en cierto punto algunos miembros del grupo se dividieron según su itinerario.

El itinerario en sí es el mismo en las tres opciones, la principal diferencia es el método de transporte. Yo me uní al tour Essential Egypt, que hizo todo el recorrido por carretera en un autobús muy cómodo.

Una alternativa y la opción más popular fue la Felucca Odyssey; el itinerario era el mismo que el mío, pero cuando llegamos a Aswan, algunos miembros del grupo durmieron en una faluca tradicional durante un par de noches, mientras que yo me quedé en un hotel. Ya que fui en junio con temperaturas que alcanzaron los 47 grados, me alegré de mi elección y la comodidad del hotel. Tengo que decir que a todos les encantó el paseo en faluca, por lo que si eres un poco más aventurero o viajas con temperaturas más soportables, parece ser una fantástica alternativa.

La última opción fue el tour en crucero Jewels of the Nile. El itinerario también fue bastante similar, pero en Aswan, en lugar de dormir en un hotel, se toma un crucero por un par de días que te lleva de regreso a Luxor, donde te reúnes nuevamente con el resto del grupo. Solo un par de personas de mi grupo optaron por esta opción, que parece estar dirigida a parejas en lugar de personas que viajan solas o amigos que viajan juntos.

Mi recorrido duró un total de 9 días y el itinerario fue el siguiente:

  • Día 1 - Llegada a El Cairo. Tiempo libre hasta las 6 pm, cuando nos juntamos en el hotel para una reunión informativa.

  • Día 2 - Pirámide de Sakkara y Grandes Pirámides de Giza. Viaje y alojamiento hasta Luxor.

  • Día 3 - Visita al Valle de los Reyes en la orilla occidental del Nilo, así como al Templo de la Reina Hatshepsut. Viaje hasta Aswan para pasar la noche.

  • Día 4 - Visita matutina opcional a Abu Simbel, seguida de una visita a presa y al Templo de Philae en Asuán.

  • Día 5 - Breve paseo en una faluca tradicional para ver las Islas Elefantinas y Kitchener desde la distancia. Después de la excursión por el río, día libre en Asuán para visitar el Museo de Nubia y el Obelisco Inacabado.

  • Día 6 - Por la mañana, viaje de regreso a Luxor visitando los templos de Edfu y Kom Ombo en el camino, seguido de una visita nocturna al espectacular Templo de Luxor.

  • Día 7 - Visita del templo de Karnak en la orilla oriental del Nilo en Luxor y regreso a El Cairo.

  • Día 8 - Tour de la ciudad de El Cairo, visitando el Museo Egipcio, la Ciudadela de Saladin con la Mezquita de Mohamed Ali. Por la tarde, visita a la Iglesia Colgante y al bazar Kahn el-Khalili. Por la noche, espectáculo de luz y sonido opcional en las pirámides de Giza.

  • Día 9 - Fin del tour con Travel Talk Tours. Este día realicé un viaje de un día completo a Alejandría con Egypt Day Tours antes de mi vuelo de vuelta a medianoche.

 

Grupo de Travel Talk Tours


Llegada a El Cairo

 

Aterricé en un aeropuerto de El Cairo bastante desértico alrededor de las 2am. Un representante de Travel Talk Tours iba a recogerme en el aeropuerto para llevarme a mi hotel, así que me dirigí directamente a buscar mi visa y, para mi sorpresa, ya me estaba esperando antes de la inmigración.

Después de darme la bienvenida a Egipto, tomó mis documentos y el dinero de la visa (25$) para encargarse del trámite mientras yo esperaba en la muy fila de inmigración. La mayoría de las nacionalidades pueden obtener una visa a la llegada, por lo que todo lo que necesitas hacer es ir al mostrador de visas antes de unirte a la fila de inmigración y pagar allí por la visa.

Justo antes de que llegara mi turno para revisar mi pasaporte, el representante vino con mi visa de turista ya lista y fuimos a entregar mis documentos a los funcionarios de inmigración. Todo el proceso fue extremadamente rápido y fácil, ¡lo cual se agradece después de un largo vuelo!

 

Vistas de El Cairo

 

Salir de la terminal fue como entrar a una sauna, ¡hacía 38 grados a las 3am! No quería ni pensar cómo sería al mediodía. Un corto trayecto de 30 minutos me llevó al Oasis Hotel Pyramids, donde iba a alojarme durante mi estancia en El Cairo.

Después de registrarme y despertar a mi pobre compañero de cuarto en medio de la noche, me fui directo a la cama, ya que solo tenía unas horas para dormir antes de levantarme temprano a explorar la ciudad de El Cairo después del desayuno.

 
Oasis Hotel Pyramids

Oasis Hotel Pyramids

 

Dormí menos de 5 horas antes de levantarme para disfrutar de un delicioso desayuno y prepararme para ir a El Cairo. Tenía que volver al hotel a las 6pm para una reunión informativa con nuestro guía, así que quería explorar la ciudad para aprovechar al máximo mi poco tiempo en la capital egipcia.

Justo cuando estaba pidiendo un taxi, ocurrió mi peor pesadilla: mi teléfono se apagó y no había forma de volver a encenderlo. Esto arruinó mis planes, ya que no podría usar Uber o incluso mirar los mapas de Google, por lo que explorar El Cairo era prácticamente imposible.

Uno de los representantes de Travel Talk Tours estaba saliendo del hotel, por lo que se ofreció a llevarme a El Cairo y luego yo ya podría tomar un taxi en la calle para regresar al hotel. No he explorado una ciudad sin usar Google Maps en años, pero no quería perder más tiempo, así que subí al coche y me llevó hasta la Plaza Tahrir.

 

Plaza Tahrir

 

Mis primeras impresiones de El Cairo fueron bastante variadas. Mientras que estaba increíblemente emocionado de estar en una ciudad tan icónica, nunca había estado en un lugar tan polvoriento, caótico y sucio. El polvo era tan pesado que no podías ver el horizonte ni los edificios a tu alrededor. La ciudad también estaba llena de basura a ambos lados de la carretera y había montones de bolsas de plástico volando por todas partes.

Explorar El Cairo sin un mapa fue una experiencia muy interesante. Antes de irme, el representante me dio algunas indicaciones sobre algunos puntos de interés y me convencí a mí mismo de que realmente podía llegar hasta ellos sin perderme.

Mi visita tuvo lugar justo el día después del final del Ramadán, el cual fiesta nacional, por lo que las calles estaban bastante desiertas y todas las tiendas estaban cerradas. Caminé por un rato, tratando de encontrar algunas de las mezquitas que quería visitar, pero por supuesto no tardé mucho tiempo en perderme.

 

Plaza Mohamed Naguib

Plaza de la Ópera

Catedral Católica de San José

 

Pude ver algunos ejemplos interesantes de arquitectura mientras vagaba por las calles, pero no pude conseguí ninguna de las mezquitas que había marcado previamente en el mapa.

Después de pedir direcciones y recibir "ayuda" dos veces para acabar siendo llevado a la tienda de alguien, entré en un hotel y les pedí un mapa de la ciudad.

No hace falta decir que no he usado un mapa de papel desde que era un adolescente, por lo que fue completamente inútil. No tenía idea de dónde estaba, el mapa estaba escrito en italiano y encima faltaban muchos de los puntos de interés que quería ver en esa área, así que me di por vencido y pedí un taxi para ir al bazar de Khan el-Khalili y al barrio musulmán.

 

Bazar Khan el-Khalili atípicamente vacío

 

Mi tour ya incluía una visita al bazar de Khan el-Khalili el último día, así que considerando que era día festivo y que la mayoría de las tiendas estaban cerradas, no le presté mucha atención. Estaba más interesado en visitar algunas de las mezquitas que se pueden encontrar en las calles circundantes.

Mi primera parada fue en la pequeña y decepcionante mezquita de Al-Ashraf, una mezquita y madrasa histórica ubicada en la famosa calle Muizz. Construida a principios del siglo XV, fue establecida por el Sultán Barsbay.

Nada más entrar, uno de los cuidadores insistió en mostrarme el edificio y me abrió un par de puertas para poder ver algunas de las partes ocultas del complejo. Desafortunadamente, no entendí nada de lo que con entusiasmo estaba tratando de explicarme, pero, por supuesto, tuve que dejar una pequeña propina al final.

 

Mezquita Al-Ashraf

 

El monumento más impresionante que vi durante mi primer día en El Cairo fue el Complejo del Sultán Qalawun, un conjunto arquitectónico ubicado en la calle Al-Moez Ledin Allah. El sultán Al-Mansour Qalawun Al-Salhi es uno de los sultanes más conocidos del sultanato mamelucos, el cual terminó este complejo en el 1285 d.C. sobre las ruinas del palacio de los fatimíes occidentales.

El complejo consiste en un bimarstan (hospital) utilizado para tratar a los pacientes. Tenía médicos y farmacéuticos en todas las especialidades.

También contiene la cúpula de la tumba del sultán, que representa una de las más hermosas cúpulas de la era mameluca que quedan en El Cairo. Refleja los mejores elementos decorativos en madera, mármol, estuco y vidrio colorido.

También hay una escuela con un patio intermedio rodeado de cuatro jardines donde se enseñan las cuatro doctrinas del Islam, además de celebrarse oraciones. Finalmente se encuentra el minarete, uno de los minaretes más grandes construidos en Egipto.

 

Exterior del complejo

Decoración en el interior

Interior del complejo

Interior del complejo

Patio

Mihrab

Minaretes

Minaretes

 

Hacia el norte y ubicado en medio de la calle se encuentra el hermoso edificio Sabil-Kuttab de Katkhuda, que comprende una fuente en el exterior, un kuttab o escuela del Corán en el segundo piso y un ala residencial.

Fue construido en el siglo XVIII por un arquitecto egipcio y ha sido considerado uno de los tesoros de la arquitectura otomana.

 

Sabil-Kuttab de Katkhuda

 

Otra atracción turística importante es la Mezquita al-Hakim, famosa por sus minaretes bellamente ornamentados a ambos lados de la fachada, que recuerdan a los propileos de los templos faraónicos.

La mezquita lleva el nombre del sexto califa fatimí y el decimosexto imán Ismaili. A lo largo de los siglos, cumplió múltiples propósitos: desde una prisión durante las Cruzadas y un establo durante los tiempos de Saladin, hasta una fortaleza durante la estancia de Napoleón en Egipto.

Hoy en día es un lugar islámico muy prominente que estaba lleno de fieles durante mi visita.

 
Mezquita al-Hakim

Mezquita al-Hakim

Jardín exterior de la mezquita

Interior de la Mezquita al-Hakim

 

Al final de la calle Muizz llegué a Bab al-Futuh, una de las tres puertas restantes de las murallas de El Cairo que dan acceso a la ciudad vieja. Construida en 1087, tiene dos torres de flanqueo de 23m de altura con frentes redondeados, decorados con un panel arqueado en la parte frontal y a los lados.

Después del barrio musulmán, mi plan era visitar la Mezquita-Madraza del Sultán Hassan y la Mezquita de Ibn Tulun. Pero, sin mi teléfono, ni siquiera recordaba el nombre de las mezquitas y, por supuesto, no tenía acceso a un mapa para llegar hasta allí. Con gran pesar y sin otra opción o lugar para ir, decidí que era hora de tomar otro taxi para regresar al Oasis Hotel Pyramids.

 

Bab al-Futuh

 

A las 6pm todo el grupo se reunió para conocernos entre nosotros y a nuestro guía. El nombre de nuestro guía era Mostafa, y nos explicó todo el itinerario, así como algunos consejos que nos resultarían muy útiles durante nuestra estancia en Egipto, incluyendo seguridad, el cambio de dinero o cómo regatear en el bazar.

Nos ofrecieron una cena grupal opcional en un crucero que incluía música en vivo. Como se trataba una gran oportunidad para conocer a los otros miembros del grupo, decidí unirme. Siendo honesto, el crucero fue una trampa para turistas con una cena estilo buffet que no fue la mejor que tuve durante mi estancia en Egipto.

Bailarina del vientre

Las vistas desde el crucero eran prácticamente inexistentes, ya que las orillas del Nilo no se iluminan por la noche. Pasé la mayor parte del tiempo dentro viendo el espectáculo en vivo, que consistía en un cantante de estilo karaoke que en un momento podría estar cantando música tradicional egipcia y en el otro se ponía a cantar Elvis o La Bamba y Despacito en un español muy cuestionable. Le siguió un falso derviche que también hacía malabares durante su actuación, así como una bailarina de danza del vientre que era bastante decente.

Toda la experiencia fue bastante extraña, pero tengo que admitir que fue divertido después de unas cuantas cervezas y supuso una gran oportunidad de hacer amistad con el resto del grupo.

Era hora de regresar a nuestro hotel y descansar un poco, ya que a la mañana siguiente era cuando comenzaría nuestro recorrido por Egipto. Debido a las temperaturas extremas y las enormes distancias, nuestro día siempre comenzaba muy temprano en la mañana, teniendo que levantarse a las 5am o las 6am casi todos los días.

No podría estar más emocionado ya que nuestro primer día iba a empezar con el punto culminante de cualquier visita a Egipto: la pirámide escalonada de Sakkara y las tres pirámides de Giza.

 

Travel Talk Tours fueron muy amables de patrocinar parte de mi viaje, pero como siempre, todas las opiniones son mías.


Artículos relacionados


¿Te gusta? ¡Guárdalo en Pinterest!

Embed Block
Add an embed URL or code. Learn more